¿Qué es la prostitución?

La prostitución significa ofrecer servicios sexuales a cambio de dinero o favores. A las personas que se dedican a la prostitución se las conoce como trabajadores sexuales o, en el caso de las mujeres, prostitutas (el término «prostituto» está aún poco extendido).

Una trabajadora del sexo y un cliente hablan a la entrada de un prostíbulo.

En Alemania, la prostitución está permitida bajo determinadas condiciones

Los niños y los jóvenes menores de 18 años deben estar protegidos contra la prostitución.

  • Para ejercer la prostitución es necesario ser mayor de 18 años.
  • Los menores de 18 años tienen prohibido el acceso a locales donde se practica la prostitución, como bares o clubs nocturnos.
  • Está prohibido ejercer la prostitución en las proximidades de escuelas, viviendas u otros lugares donde haya niños o jóvenes menores de 18 años.
  • Las ciudades y municipios pueden establecer distritos en los que esté prohibida la prostitución (zonas prohibidas).

La prostitución debe ejercerse solo de forma voluntaria

Desde 2017 existe en Alemania una ley de protección de las personas que ejercen la prostitución. Esta ley pretende evitar el ejercicio forzado de la prostitución.

Quien desee dedicarse a la prostitución debe registrarse ante un organismo oficial. Antes de ello tiene lugar una entrevista para asegurarse de que la decisión sea realmente voluntaria.

Quien obligue a otra persona a prostituirse puede ser castigado. Tampoco un marido puede obligar a su mujer a prostituirse ni viceversa.

En Alemania, nadie puede ser obligado a ejercer la prostitución.

Si se encuentra usted en esa situación, en Alemania tiene derecho a recibir ayuda. Por ejemplo, puede pedir ayuda llamando al teléfono gratuito 08000-116 016. No hace falta que dé su nombre, y puede recibir asesoramiento en varios idiomas.

En Alemania, las personas que ejercen la prostitución tienen derechos y obligaciones

Las prostitutas y prostitutos tienen derecho a:

  • rechazar clientes
  • rechazar prácticas sexuales (p.ej. sexo oral, sexo anal, etc.) que no deseen
  • abandonar la práctica de la prostitución en cualquier momento en que lo deseen

Los clientes no tienen derecho a reclamar la devolución del dinero si no están satisfechos con los servicios de prostitución.

Las prostitutas y prostitutos tienen la obligación de:

  • registrarse oficialmente antes de iniciar su actividad
  • recibir asesoramiento de salud al menos una vez al año.

El registro debe renovarse cada dos años. En el caso de menores de 21 años, esta renovación debe ser anual.

La ley es relativamente nueva, de 2017. Aún no está claro en todas las ciudades qué organismos oficiales son los responsables del registro y del asesoramiento de salud. En muchas ciudades existen centros de asesoramiento donde los trabajadores sexuales pueden informarse sobre sus derechos y obligaciones.

Obligación del uso de preservativo

Los trabajadores sexuales y sus clientes deben asegurarse de utilizar preservativo durante las relaciones sexuales.

Es decir, se debe utilizar siempre condón durante las relaciones sexuales.

Está prohibido hacer publicidad de la prostitución sin preservativo. En los centros donde se ejerza la prostitución deben existir carteles que señalen la obligación del uso de preservativo.

Los clientes pueden ser castigados si solicitan mantener relaciones sexuales sin preservativo.

La obligación del uso de preservativo pretende ayudar a proteger la salud de quienes ejercen la prostitución.

Diccionario y traducciones

¿Necesita ayuda? Encontrar a un profesional sanitario.

Ayuda